10 de diciembre de 2010

Luna

“Un tambor en tu corazón,
calma.
Árbol que respiras.”

Sol

“Campo de mil flores,
miel.
Infinito horizonte.”

Lectura # 2 “1984” George Orwell

1001 libros que leer antes de morir.
Número en la lista: 448

Pues resulta que mi desafió esta por la calle de la amargura, desde que lo empecé solo he leído libros para la universidad, lo bueno fue que este libro que supuestamente todo mundo lee en preparatoria, me lo dejó un profesor de una materia llamada “Medios de comunicación”

El objetivo de leerlo es comprender la manipulación que pueden tener sobre nosotros a partir de los medios de comunicación y bla bla bla, en verdad es un libro muy bueno, me dejó reflexionando muchas cosas sobre la situación actual del país y sobre la forma en que yo me comporto dentro de la sociedad, muy “filosófico”, muy directo y muy entretenido.

El libro lo compré en la estación Taxqueña ya que la frecuento mucho (mi escuela esta en xochimilco), y entre viaje y viaje fue como lo pudé terminar, no paso nada relevante durante mi lectura, existieron muchas discusiones entre mis amigos y la materia, no se que decir… es satisfactorio poder agregar uno más a la lista, pero si sigo así moriré antes de que pueda terminarla.
Afortunadamente ha llegado el fin de semestre y las vacaciones me dejarán disminuir el desafió aunque sea un poquito.

Nos leemos el siguiente libro.

Mi niña

“Baile tranquilo,
risas, caminatas.
Platicas sin voz.”

12 de agosto de 2010

Lectura # 1 “Cien años de Soledad” de Gabriel García Márquez

1001 libros que leer antes de morir.
Número en la lista: 616

En el caso de este primer libro me tomo un par de meses leerlo, pero la verdad es que en ocasiones olvidaba que lo estaba leyendo es por eso que tardé tanto, fué curioso como obtuve este libro, un amigo y yo queríamos leerlo, así que decidimos hacer un intercambio de año nuevo (2010) en donde yo le regalaba el libro de “Cien años…” y el me regalaba exactamente el mismo libro, los dos compramos la misma edición, yo le escribí una tonta dedicatoria mal redactada en la primera pagina, mientras que él  diseño una cubierta y un separador. Cuando me lo dio me sentí un poco mal de haber rayado su libro, pero lo supere pronto así que aquí estoy un par de semanas después de terminar este mágico y maravilloso libro que me permite iniciar este enorme desafió.

Cuando iba a mitad del libro, mi cuñada llego a vivir con nosotros y me anunciaron que voy a ser tío, fueron tiempos difíciles con cambios muy radicales, la presión llego a casa, se hicieron muchos gastos, mi papá reparaba, construía, pintaba, cortaba y rompía por toda la casa y mi madre se la pasaba bailando y cantando de alegría por el futuro nieto (va ha ser niña), por mi parte estuve ayudando en las labores de construcción y mi inmadures fue puesta aprueba para superar todos estos eventos o desplomarme en el intento, afortunadamente lo superé. Cuando llegó el final del libro, el señor Gabriel me dejo un buen sabor de boca, tocó temas familiares, costumbres y tradiciones, conflictos civiles, relaciones carnales enlazadas con cortos relatos “eróticos” que apaciguaban la amargura o mejor dicho la melancolía de sus maravillosos personajes y que me sirvieron de apoyo para entrar a la nueva etapa de mi familia que de soledad no tiene nada.

Nos leemos en el siguiente libro.

Entradas Destacadas...