27 de enero de 2011

Lectura #3 “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?” Philip K. Dick

1001 libros que leer antes de morir.
Número en la lista: 626

Alrededor de las 8:30 pm. del 24 de diciembre los invitados comenzaban a llegar a casa y yo estaba a tan solo unas 40 paginas aprox. de terminar el libro, he de confesar que yo decidí preparar la cena y estaba ansioso de saber qué tal había quedado, pero también estaba deseoso de terminar el libro, así que discretamente salí de la casa y me fui a refugiar en mi cuarto.

Ya eras las 9:30 y el personaje principal, Rick Deckard pronuncio sus últimas palabras. No supe que hacer, me quede estático en la orilla de mi colchón pensando en el libro y en su final tan directo, lejos de pretensiones, sin nada que demostrar y mucho menos nada que aclarara.

¿Pero como fue el inicio? Escogí este libro porque me gusta la ciencia ficción, no soy ningún fan, pero es algo que disfruto cada vez que llega a mis manos. El libro lo comencé un par de semanas antes de navidad, las primeras paginas fueron confusas, ¿Qué es la caja de empatia? ¿Quién es un androide y quien no? ¿Por qué tienen animales eléctricos?, pero éstas dudas se disiparon rápidamente, el libro fluyo conforme su lenguaje, y poco a poco exterioriza su verdadera enseñanza.

No hay buenos ni malos, tanto el hombre como su creación (los androides) tienen deseo de una vida mejor. El hombre basa su vida en la adquisición de bienes, mientras que el androide busca la adquisición de una vida para ser aceptado.

Así de simple, “la aceptación”, aquel deseo que todo hombre busca para sentirse mejor, y Philip K. Dick augura un día en el que el ser humano cree algo a su imagen y semejanza y lo único que logrará será exteriorizar sus temores y frustraciones y cuando aquel día llegue, decidiremos deshacernos de esa horrenda maquina con la que tanto nos identificamos.

Un tache más a la lista, un libro más al pensamiento.
Nos leemos el siguiente libro.

25 de enero de 2011

Exposición colectiva.

Bueno, pues publico la invitación que se encuentra en el folleto de las actividades culturales “The Anglo Mexican Foundation”.

Esta exposición se hizo a partir de un concurso, se nos permitió exponer de manera individual durante una semana y el concurso concluye con esta exposición colectiva, si tienen tiempo los invito para que se den una vuelta.

Yo participo (Jorge Gómez) con la serie “Dueños”, fotografías estenopeicas de gran formato. Saludos.

The Anglo Mexican Foundation

La dirección es: Antonio Caso 127, Col San Rafael, a dos cuadras de la estación Reforma del Metrobus.

Entradas Destacadas...