21 de septiembre de 2012

El Nosferatu.

En la habitación de una doncella se mira sigiloso a nuestro cortés vampiro seduciendo tersa piel, terrible decepción, cuando los colmillos de nuestro amante no encuentran ni gota de miel, triste y confundido recorre los aposentos hasta encontrarse con una blanca pared, en ella se refleja todo su alrededor, incluso el retrato de la dama en cuestión, caminó hacia tan bella pintura y al lado de la hermosa figura su lugar tomó, pero al mirar hacia la cristalina pared, él no se encontró, -pareja imposible- pensó, cabizbajo, un destello en el suelo llamo su atención, terrible sorpresa, dándose cuenta de la hora corrió hacia la ventana y escapó, demasiado tarde, el amanecer llego.  

2 comentarios:

Eolande Anachronism dijo...

Me gusta mucho. Vampiros enamorados aw

-OZ- dijo...

Me da gusto que te agradara jum!!

Entradas Destacadas...