20 de diciembre de 2015

Nicotina. Revista LUMO

 Nicotina. Revista LUMO
Comparto la vista de mi último trabajo publicado en un poyecto digital y en pocos días también impreso. Con gusto acepto comentarios y opiniones. Gracias.

https://www.facebook.com/Isabitacora/

19 de octubre de 2015

Ayer con la mamá de Benjamín, uno de los estudiantes desaparecidos:

Deja te doy un abrazo. Estaba parando frente a la mesa explicando a todos el asunto del libro. Breve y rápido, mi verdadera intención era presentar mi respeto ante la madre, más de una mirada cuestionaba mi presencia, fue hasta que la señora Cristina se levantó y me dio su abrazó, que los ojos de todos cambiaron. Yo soy la mamá de Benjamín, gracias por tu apoyo, me dice, gracias a usted por escucharme, le contesto.  

Me ofrecieron fruta y chocolate, la expresión de la señora cambió cuando todos dejaron de hablar del suceso, comenzó a reír, platicar, comer pastel y juguetear con los niños, traía unos aretes en forma de tortuga que resaltaban su sonrisa, honesta, usaba un reboso floreado para apaciguar el frío, es joven, de piel rojiza, cabello grueso, negro, muy negro.

Salí de la casa durante unas horas por un encargo, al regresar el ambiente era festivo y la mayoría ya estaba lleno de pulque, yo bebí mezcal. Tomé mis cosas y me despedí de a poco para no llamar la atención, al final volví con la señora Cristina, con una sonrisa muy viva tomó mi mano entre las suyas y dijo -Muchas gracias por el libro- observó mis ojos, -Muchas gracias a usted, por estar- fue todo lo que dije, después no miré a nadie más y me fui.

Ayer llegué con miedo y sin saber qué esperar,  me fui muy aprendido, comprendí que en esos ojos existe lo mismo que en todos, las ganas de seguir y estar mejor, no más. El libro "Nombres normales" ha viajado mucho, y me ha permitido decir a la gente lo que creo: Que la única manera de crecer es así, Juntos.

11 de octubre de 2015

IBBY México

IBBY México
Foto libro

Ana Garralón 

En esto de los andares: durante esta semana pude asistir a IBBY México al curso - taller "Libro informativo para niños"  impartido por Ana Garralón.

Mis ideas y proyectos para el fomento a la lectura y la producción artística tocaron nuevos panoramas y crecieron de manera exponencial, muy agradecido por todo ello.

28 de septiembre de 2015

"Las hojas construidas" en Arte Ibero



Como parte de la Décima Semana de Arte Ibero a celebrarse en la Universidad Iberoamericana campus Ciudad de México, están invitados el día de mañana a la inauguración de la exposición Antropometrías Presencia / Ausencia , estaré participando con la serie "Las hojas construidas" proyecto de 20 imágenes (fotografía instantánea y dibujo).  

Las hojas contruidas.

Invitación

Participantes

Los veo por allá...

7 de septiembre de 2015

Reportero.

Aquí pueden descargar para su móvil de manera gratuita el proyecto de narrativa "Reportero",
se trata de una primera colaboración entre el artista Jaime Castañón y su servidor:

http://issuu.com/gvillegasj.iaac/docs/reportero_casta____n_isa

3 de agosto de 2015

Nombres normales. Primer anuncio.

“Nombres normales.” Es un proyecto de poesía visual del cual resultó una impresión de 43 tomos, uno por cada estudiante normalista desaparecido el pasado mes de septiembre del 2014, Ayotzinapa. Guerrero.

Una parte de los tomos será donada a instituciones y a figuras públicas nacionales y extranjeras (Bibliotecas, museos, centros culturales, universidades, escritores, reporteros, artistas, etc.) con el objetivo de difundir el trabajo y que permanezca como un recordatorio latente del suceso.

A partir de este mes se dará inicio al contacto con los distintos lugares a los que llegará el libro, sin dar detalles específicos hasta que sean aceptados de manera formal puedo adelantar que las respuestas al proyecto han sido positivas y bien recibidas. También de ser posible se pretende hacer la presentación pública en el mes de septiembre del año en curso.

Por el momento es todo lo que les cuento. Agradezco el apoyo de todos los que han empujado y permiten que siga en marcha esta publicación, todo esto nació en febrero y no lo estoy haciendo solo. Gracias por su apoyo y fe.  

Isa Gómez.
  

pag 4

2 de agosto de 2015

Imagen pública.

                                       ...
                                       El concreto está aglutinado de sangre.
                                       Los monstruos alimentados con versos y fotografías.
                                       Nuestro suelo se cubre de flores marchitas.
                                       Caras perdidas: Negra pólvora. Huecos. Mentiras.  
                                       ...

28 de julio de 2015

Vestida.

Coral tiene buena teta, me cuenta que se inició en esto de las operaciones cuando cumplió veintiuno. “Primero andas guapa pero incomoda, algo te pide más, te ves los cachetes, la nariz. Quieres que el vestido te apriete de buena y no por gorda.”

Ella habla y habla sin parar, no me molesta pero nunca supe cuándo me agarró tanta confianza. “Tú estás bueno…” Me dice, “Tú y yo nos veríamos guapos, pero estás chaparro, eso de que te gusten las viejas te lo curo, pero… lo chiquito. Ay no… Y luego ayer andaba pedisima. ¡Qué horror! me ves correr como idiota para alcanzar el metro y con un tacón roto. ¡Imagínate que me hubiera caído!,  un policía me hubiera agarrado y  seguro hasta salgo embarazada. ¿Luego  cómo le digo a mi mamá que me desquintó un cualquiera?”

No entiendo en dónde le cabe tanta tontería, apenas nos vemos saca algo de la nada, un día mientras fumábamos un cigarro me dijo muy seria: “Yo seré bien puta. Pero sí soy creyente…” Me reí tanto que empecé a toser, “¡Ándale cabrón, síguele! Ya no te voy a contar mis cosas, na’ más me agarras de cotorreo.” Esa vez se enojó un poquito, pero se le fue rápido.

Creo que mañana nos vamos a encontrar, prometió presentarme a sus amigas de la estética en la que trabaja, “…igual y te ligas a una que no sea lencha.” Me dice la muy ojete. Pero bueno, ya veremos.

13 de julio de 2015

Polilla.

La que atiende la librería de viejo tiene cara de ametralladora, pero la semana pasada me di cuenta de sus ojos.

Compré “Aura” de Carlos Fuentes, es la primera vez que les negocio algo, la librería ya está abierta cuando regreso de correr, y una vez pos semana me dedico husmear y perder el tiempo. Todos sus pasillos tienen un olor húmedo y picante que delata a las carroñeras, comprar algo allí equivale a ser un promiscuo sin condón. Plaga segura. En menos de un año todos mis libros estarían muertos por la infección.

Fue hasta la semana pasada que llegó un lote sano, sin mancha ni olor. Regresaba del parque cuando vi los paquetes, tres cajas pegadas en la entrada de hierro, carne virgen para las hambrientas.
Pedí permiso al dueño para revisarlas, es un viejo bonachón y sonriente, “Aprovecha, aprovecha…” me dijo. Decepción. Cuarenta kilos de superación personal, lo único brillante entre tanta carne de cañón era Aura. Creo que tomé el libro por sentir lastima al pensar en su destino, y no por las ganas de leerlo.

“¿Cuánto por Aura?” Tanto. “Le doy tanto…” Trato. Ella fue la que recibió el dinero, tiene las manos huesudas y pálidas, es muy delgada. Me regresó diez pesos por cambio, al darle las gracias la miré a los ojos: Grandes y brillantes, color miel. Se extrañó de mi sorpresa y juntó las cejas, reaccioné, para no hacer un ridículo, sonreí, alcé la mano y me despedí.

Hoy ando pensando en volver a la librería, pero no sé si lo quiero hacer por los libros o por sus ojos. 

12 de junio de 2015

Forja.

               ...
               Te quedas dormida, me dejas pensando:
               Consumido en ti, quiero de una bocanada
               fumar los dos gajos de arroz.
               Sabor a tabaco, tu par de labios. 
               ...

31 de mayo de 2015

Membrana.

Membrana.

Pregunta: ¿Qué es la imagen si a ella le compete un todo estructural del ser humano, y a su vez puede ser fragmentada en pulsaciones individuales de un fenómeno único?

24 de mayo de 2015

Diccionario.

Diccionario.

Después de que la abuela murió, entre sus cosas hallé un diccionario. Bella herencia de fino diseño editorial, detalladas ilustraciones y magnífico tumba burros con palabras que la RAE ya no reconoce. Incluso ella que casi no me vio crecer, ha sido torre para mi formación.    
 

1 de mayo de 2015

Verbicovisualidades.


Azotea. Tuve la oportunidad de participar en el taller “Verbicovisualidades, el texto y la imagen” impartido por Efraín Velasco con sede el Centro Cultural España. Ayer, como último día, se expusieron los proyectos resultantes de cada uno de los participantes, crítica y retroalimentación. Más de una cosa positiva pude extraer de la experiencia. Y entre pláticas y risas, la oportunidad de conocer a una diversidad de personas muy interesantes es algo que se agradece de gran manera.  

Centro Cultural España: http://ccemx.org/

17 de marzo de 2015

Universidad Iberoamericana.

Gracias a la invitación de asistir al “Noveno congreso de oralidad” de la Universidad Iberoamericana campus Ciudad de México, pude visitar sus instalaciones y aprovechar para darle un vistazo a su biblioteca. Aunque muy joven, me pareció un acervo muy bueno y de gran calidad. Les dejo un par de fotos para que se den una idea. Gracias Ibero.

3 de febrero de 2015

Espacios vacíos.

“De sus cuerpos se desdibuja la sonrisa de los seres transparentes. El continúo interrumpido por la ausencia de aquellos faltantes. Suelos carentes de huellas frescas por el peso de la mente. Tiempo quieto el resultante interminable, causado por el abuso del tirano jorobado. Bocas huecas de alientos calidos; ojos vacíos de ansiosos pensamientos; camas carentes de perfumes y abrazos. Son los espacios apagados de hombres no presentes.”

2 de febrero de 2015

Perfil de mi tierra.



Serie fotográfica “Perfil de mi tierra”, muestra presentada en la exposición colectiva – Geografías- realizada en el taller de cerámica Mono Rojo. Noviembre, 2014.

Crecimiento físico -  Crecimiento personal.  

20 de enero de 2015

Método.


Inicio – Boceto – Interpretación – Estudio - 
Inicio – Interpretación – Estudio -  Boceto -
Inicio – Estudio – Boceto – Interpretación - 
Inicio – Boceto – Estudio – Interpretación -

15 de enero de 2015

Lectura #13 “Azul casi transparente” Ryu Murakami

1001 libros que leer antes de morir.
Número en la lista: 700

El primer libro del año. Entre tropiezos y suciedad me doy cuenta de que soy una persona muy feliz, sin quejas ni resentimientos, sin frustraciones, haciendo lo que quiero a mi manera y cumpliendo poco a poco mis sueños.
Actualmente trabajo en un bar, entregando cerveza a gente que tiene ganas de divertirse y pasar el rato, me divierte mucho estar ahí, todo es muy tranquilo pero punzante por presión de cuidar el dinero y las cuentas, pero da igual, el ambiente de los bares es algo que me agrada en demasía, el estar ahí me da más ideas y experiencias visuales, y se convierte en un camino de inspiración para lo que escribo en mis narraciones sobre mi vida y la vida de la gente que me rodea.

Este libro, es un libro que comparte las satisfacciones del inicio de año. Es una pieza que no juzga y que relata la existencia de un hombre que logró parar el mundo para darse cuenta de su lugar en la vida. Un hombre que alcanzó la madurez después de caer en el abandono, lleno de reflexión y entendimiento, le recomiendo a aquel que lo quiera leer que no deje que las descripciones de los actos solapen la intención global de lo que Murakami nos quiere transmitir, eso solo es un pretexto para explicar lo que logró ver en el azul casi transparente que lo llevo a ser el que es ahora.

Les dejo unas citas del libro:

“Puso el perfumado cigarrillo en mi boca, me preguntó rápidamente algo que no entendí y cuando asentí, pegó su cara a la mía y chupó mi saliva, luego empezó a menear las caderas. Jugos resbaladizos caían de su entrepierna, mojándome los muslos y el vientre.”

“Afuera, el húmedo escenario parecía apacible. Sus inciertos contornos recogían gotas de lluvia, y las voces y los sonidos de los coches tenían sus filos como suavizados por las plateadas agujas de la lluvia. La oscuridad exterior parecía tragarme. Era opaca y húmeda como una mujer tumbada, sin fuerzas, después del amor.”

“Los finos dedos de Lilly sostenían un cigarrillo; tapó la lámpara de alcohol para apagarla. La sombra gigante de la pared se extendió por un momento por toda la habitación y luego se reabsorbió y desapareció como un globo pinchado con un alfiler. Las sombras más pequeñas y densas proyectadas por la bombilla del techo se la tragaron.”

5 de enero de 2015

Hembra sola.



Viajamos por la carretera hasta que la madrugada penetró en el auto, decidimos orillarnos antes de que alguno de los dos se quedara dormido al volante, preferíamos llegar al funeral de mi madre vivos que de anfitriones. A menos de un kilómetro vi una gasolinera, manejé despacio para no perder rumbo, al poco tiempo llegamos, me sentía más cansado de lo que pensaba, estacioné frente a una abarrotera  en medio de la gas y un motel,  dejé dormir a Luisa mientras preguntaba por un cuarto, caminé lento, hacía frío y los pies me pesaban.

No hay nadie. Toco la campanilla del recibidor pero nadie aparece. Mediocres. Camino hacia la tienda, una mujer  me atiende, sus manos parecen un par de mazos y tiene cara de perro, me da asco su mirada. Tengo hambre pero solo le compro un cigarro, -¿Sabe del cuarto?- le pregunto – ¡Carla! grita la vieja, escucho un carraspeo y por detrás de una cortina floreada la tal Carla aparece, mujer pálida y delgada, sus pezones chorreantes de leche se marcan en su vestido ligero - Ciento cincuenta sin oral- no da más explicación. Pendeja. Le doy doscientos y le negocio la noche para que nos deje en paz a Luisa y a mí hasta que amanezca, la mujer acepta con una rabieta como si prefiriera que me la coja, tomo la llave del cuarto y me voy.

Saco las cosas de la cajuela y despierto a Luisa, ella apenas reacciona,  camina como sonámbula, se muere de sueño, yo también, abro la puerta del cuarto, un leve olor a sudor invade la habitación, recuesto a Luisa en la cama pero solo le quito los zapatos y los lentes, no quiero que toque nada, pareciera que con solo mirar el cuarto te puede dar una infección.

Pasa una hora. Tengo migraña., no puedo dormir, el olor se ha vuelto insoportable, salgo del cuarto, enciendo el tabaco para quitarme de encima esta sucia sensación, me recargo sobre la puerta y me siento, solo me queda mirar el horizonte.

Una hora más. Dan las tres y media, la noche sigue siendo noche. Un camión  cargado con decenas de marranos semimuertos  se aparca junto a la gas, de la cabina baja un chaparro barbón y mugroso que camina hasta la abarrotera, se rasca la panza y luego entra, a los pocos segundos la flaca horrible y el enano salen de la tienda dirigiéndose al cuarto contiguo al nuestro, cuando se acercan ella me ignora y él me lanza una mirada de orgullo, se va coger a la más bonita que se ha visto en medio de la nada. Que asco. De tan solo imaginar a esos dos monstruos masturbando su soledad se me quita el dolor de cabeza, par de abandonados que gimen entre sudor y cucarachas, no puedo evitar escuchar los resoplidos del enano, perro sarnoso teniendo sexo con una embramada. Quiero vomitar, es el sueño.

Amanece. Las primeras líneas de sol se hacen notar, me quiero largar de aquí, escucho un pequeño grito, es Luisa, me levanto asustado y entro al cuarto, me mira espantada, no sabe donde está, -Tú manejas- le digo mientras tomo la maleta y salgo de la habitación, ella corre atrás de mí, el camionero está afuera de su cuarto sin camisa, no veo a la pálida,  escupe en el suelo y se me queda viendo, yo solo abro la puerta del auto y me recuesto en el asiento del copiloto,  Luisa no dice nada, nota mi enojo y cansancio, enciende el auto, el hombre la voltea a ver, ya nunca se va a saborear a la puta de la abarrotera de la misma forma. Me quedo dormido. 

Entradas Destacadas...