25 de febrero de 2015

Meces fragmentos.

Te traigo entre mi mirada y pensamiento. Camina sobre la mente tu presencia como camina el tiempo hacia la muerte. Tengo fijos los ojos en tu andar mientras alejas la espalda tacto a ceniza. Ropa ligera mece el suelo transitado por cintura campana.Bailas los hombros como las sílabas en verso, viajando entre acentos, mutismos y desiertos.  Dices, hablando poco insinuando el resto, tus gustos, quereres, más amplios placeres. Das mirada color maíces sobre horizonte eterno, anhelo nítido con ansia mucha. Pensares dichos, embolsados, no ruegas en bulla. Cerebro, paciente designio.De cabellera se luce contoneo guacamayo, oleando por el viento hacia infinita fuga, confundida con arena, espuma y sal. Anillo en espiral, cuello el que sostiene labios sabor toronja. Inundas lo que en mi cuerpo es sangre, rellenando cada poro de sudor y fiebre, rogando la venida de marzo, la llegada de aromas y mieles.

No hay comentarios:

Entradas Destacadas...