22 de marzo de 2016

17:09

Aquel hombre ha bebido mucho, se tambalea sobre la banqueta. Botarga sin empleo.
 
Mujeres en tacones van y vienen, presumen sus vasos altos de café.
 
El policía de tránsito pide limosna, no deja que sepan su nombre.
 
En la esquina construyen un edificio, frío, seco. Oficinas para abogados.
 
Los restaurantes vacíos, los charcos turbios, las colillas de cigarro.
 
Un hombre espera a su novia. Le mira las nalgas a las secretarias que se despiden a la entrada. Ella llega tarde.
 
Fetichista, vanidoso, escribo esto negando mi inclusión.
 
Un hombre sin nada que hacer está sentado en la banca, tiene una libreta en la mano. Aburrido.

No hay comentarios:

Entradas Destacadas...